domingo, 11 de septiembre de 2011

"Tormenta sobre España"

Es intención por parte de los responsables de "El Sonido del Trueno", amén de la constante atención hacia el más emblemático personaje del cómic español, el ir repasando otros trabajos menos conocidos de su creador -considerado unánimemente como uno de los mejores guionistas del cómic nacional y excelente escritor en lengua catalana-, pero no por ello inferiores en calidad o interés, sino más bien todo lo contrario.

Así, hoy nos acercamos a una de sus obras emblemáticas para la historieta de corte más realista y adulto. Es este quizás uno de los mejores cómics que nos ha legado el buen saber hacer de Víctor Mora sobre un tema tan polémico en ocasiones pero crudo siempre, como fue nuestra guerra civil, una brutal porción de nuestra historia que para alguien con la sensibilidad de Víctor Mora, niño asimismo de dicha guerra, no podía pasar desapercibida.

La obra se publicó originalmente entre 1986 y 1987 en la revista Cimoc ante el cumplimiento, por aquel tiempo, del medio siglo del comienzo de aquella barbarie que hostigó España durante tres años. A través de diversas historias, la maestría narrativa de Mora, acompañada de la labor gráfica de varios de los mejores historietistas españoles de entonces (y aún de ahora), nos enseña cronológicamente algunos de los más destacables episodios (por su crueldad o dimensión trágica) del conflicto de manos de personas anónimas, aquéllas que más sufrieron tal baño de sangre, los más humildes y desarraigados, los que siempre pierden sea quien sea el vencedor; ellos son los verdaderos narradores y los verdaderos protagonistas de aquella monstruosidad que tantas muertes ocasionó y que la historia sólo recordará escuetamente en cifras o en breves palabras.

De todas las historias no puedo dejar de mencionar la que es para mí la mejor, quizás por el trasfondo que contiene a título personal: “La loca de Brunete”. Esta historia, por curiosos y extraños motivos que no recuerdo (ya que la revista “Cimoc” no era santo de mi devoción precisamente) ya la leí en su día, y tal como sucedió entonces, uno no puede quedarse indiferente tras su lectura, que invita a varias interpretaciones, incluso de corte surrealista (una vieja España que vela por sus hijos, enfrentados en ambos bandos, sin diferencia alguna, p.ej.). La cosa no deja de ser curiosa, ya que precisamente dicha historia gozó de dos interpretaciones gráficas: la de Antonio Parras y la de Jesús Blasco, que fue la que finalmente se publicó y la que recuerdo más nítidamente. Todas las historias incluidas en el volumen, sin excepción, estimulan la reflexión del lector, que no puede ni debe mostrar indiferencia ante el salvajismo que tanto daño causó en este país hace ya setenta y cinco años. Dicha reflexión la realizan incluso, a modo de epilogo, algunos personajes que, ya a mediados de los ochenta, analizan sucintamente las causas y consecuencias del conflicto, y estoy convencido de que el mismo Víctor Mora, a través de uno de estos personajes, es el que nos muestra su propia opinión de la guerra civil.

“Tormenta sobre España” es una obra imprescindible, no una “obra más” de la guerra civil. Su especial característica (la de tratarse de un cómic y no de un compendio exclusivamente narrativo) la dotan de una cualidad única, porque aunque se han publicado otros (escasos) títulos del noveno arte dedicados al dramático episodio, dudo que como éste, que combina perfectamente a la par calidad narrativa y gráfica, exista alguno comparable o al mismo nivel del que tratamos.




Manuel C.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...