sábado, 17 de septiembre de 2011

En recuerdo de Ambrós (I)

El próximo 30 de septiembre se cumplirán 19 años de la muerte de Miguel Ambrosio Zaragoza, más conocido entre los aficionados del tebeo nacional con el apelativo catalán de Ambrós. Ambrós fue sin duda uno de los más destacados dibujantes en los años eminentemente prolíficos de la industria tebeística en España, entre las décadas de los cincuenta y setenta, y será recordado permanentemente por ser el creador gráfico del mejor héroe que ha dado el cómic patrio, el Capitán Trueno, amén de marcar las pautas básicas que debían seguir (ya fuera de modo obligatorio o no) los que fueron sus sucesores durante la que fue la mejor trayectoria editorial del personaje... Los nombres de Ambrós y el Capitán Trueno estarán por siempre ligados y es imposible concebir ni plantear, cincuenta y cinco años después de la creación del segundo, a uno sin el otro, como también es impensable valorar el personaje y todo lo que significó y significa para los aficionados de todas las edades sin las fabulosas historias que ideó su creador literario, Víctor Mora.






El objetivo que nos marcamos los responsables de “El Sonido del Trueno” es el de incluir en los días sucesivos varios artículos y escritos centrados en la figura del gran Ambrós; desde el análisis que de él hacen conocidísimos estudiosos del cómic, pasando por la postrera carta que redactó el reconocido dibujante, hasta una entrevista que se le realizó, posiblemente la última que se le hizo en vida... Queremos de esta forma manifestar nuestro particular y humilde homenaje a uno de los mejores ilustradores que nos ha dado nuestro cómic, aquel que fuera un sencillo maestro de escuela que el destino, el azar o simplemente la necesidad lo pusieron un día delante de un tablero de dibujo para crear a dos grandes iconos del tebeo español: El Capitán Trueno y el Corsario de Hierro, convirtiéndose así en un valioso referente para muchos que siguieron sus pasos en la profesión o simplemente para aquellos que disfrutaron con su maravilloso y enérgico dibujo.

Y empezamos nuestro personal recuerdo a Ambrós con la introducción que escribió Joan Navarro para el catálogo dedicado a la exposición del artista en Albuixech, su pueblo natal, en junio de 1992:

“Miguel Ambrosio Zaragoza conocido en el mundo del Cómic como Ambrós, nació en Albuixech (Valencia) en 1913. Su obra será siempre recordada por un trazo vigoroso y personal, casi único, dotado de una innata capacidad historietística que combina perfectamente la fuerza pictórica con el movimiento.
También será siempre recordado como el creador gráfico de El Capitán Trueno, uno de los grandes mitos del tebeo español.
Su tardía llegada a la Historieta y los vaivenes de su trayectoria profesional fueron marcados siempre por un inquebrantable carácter y una poco común dignidad como creador y artista, en una época en que la Historieta era una esclavitud industrial antes que una labor gratificante.
Con todo, su trabajo queda ahí, como testimonio de un arte y un don casi olvidado: el de los verdaderos historietistas.
Esta capacidad de Ambrós, no es otra cosa que la narratividad gráfica. Sus dibujos van mucho más allá de lo que el guión exige y no desaprovechan la oportunidad de narrar. Los rostros de los personajes, los gestos, las manos, las sombras, todo contribuyen a la mejor comprensión de la acción sin descuidar en ningún momento el ritmo, a través de la tensión y el movimiento.
Es como si Ambrós poseyera una cámara fotográfica en su mente capaz de seleccionar la mejor instantánea para cada viñeta. Es como si su pincel fuera mágico. Porque a la belleza de sus composiciones hay que añadirle la comprensividad absoluta para todos los públicos. Porque para Ambrós siempre fue prioritario el público infantil.
Y puedo dar fe del encanto que su trabajo ejercía en mí cuando le descubrí de niño. Lo que quizás Ambrós no había previsto es que treinta años después su obra siguiera ejerciendo el mismo atractivo”.

Joan Navarro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...